Las aventuras de dos hermanas foodies por Madrid

Lo exquisito se sirve en plato pequeño.

Hoy os proponemos el restaurante 80 Grados, el fin de semana pasado estuvimos en el de la calle Manuela Malasaña, la verdad es que nos lo habían recomendado en muchas ocasiones y teníamos bastantes ganas de descubrir su cocina y la experiencia no pudo ser mejor.

El 80 grados de Malasaña es un restaurante grande y cálido, con suelos de madera y paredes blancas con obras de arte de diseño, cada rincón tiene algo en particular… Nosotras estuvimos en la sala de la derecha, donde la pared del fondo estaba coronada por un gran luminoso de la marca y unos dibujos de come cocos muy graciosos. Toda una pared mantiene los ladrillos vistos con grandes ventanales hacia la calle.

Su nombre proviene de su forma de cocinar, donde utilizan un aparato llamado “roner” que mantiene una temperatura constante inferior a 80 grados para cocinar al baño maría…. No sabemos muy bien como es este aparato pero podemos asegurar que el resultado es inmejorable.

El título lo dice todo “Los exquisito se sirve en plato pequeño” y no hablamos de comida imaginativa ni nada por el estilo. En 80 Grados hacen lo que ellos llaman una cocina xs, pero los platos están bien, son pequeñas raciones pero a buen precio… Lo que nos permite probar varias cosas, algo que está muy bien si como a nosotras te gusta probar la mayor parte de la carta.

La carta se compone de platos fríos, calientes, para compartir y postres….. Y la verdad es que no necesitamos más. En esta ocasión nosotras nos decidimos por algunos platos fríos como el salmorejo con helado de parmesano y jamón y tartar de salmón con crema de aguacate y gazpacho de mango.

PicMonkey Collage2

Platos caliente como huevo trufado con patatas y jamón, sin lugar a dudas el plato ganador de la noche, falso risotto de gambas, ñoquis en crema de setas, solomillo en costra de romescu y puré de patata dulce. Y como plato para compartir escogimos los finger chips de pollo con salsa de miel y mostaza.

PicMonkey Collage

Tenemos que decir que en esta ocasión éramos cuatro a la mesa, de huevo trufado cogimos dos así que escogimos 6 platos y los fingers de pollo y no pudimos pedir postre… Para que os hagáis una idea, lo ideal es coger de 2 a 3 platos por comensal.

PicMonkey Collage3

Como acabamos de comentar nos quedamos con las ganas de postre pero era imposible comer más…. Aunque tenemos pendiente volver para probar el postre de leche con galletas y chocolate que parece ser que es la joya de la corona de 80 Grados., así como su “Dis-tinto de verano” su versión del clásico tinto de verano con espuma de limón.

Recomendaciones llamar y reservar, la única “pega” por así decirlo es que solo reservan hasta las 21h después hay que apuntarse en una lista… que suele ser larga…

Dónde: Manuela Malasaña 10 (Metro Bilbao y Tribuna) y Tierra de Melice esq. Mirallos (Las Tablas)

Cuánto: Ningún plato supera las 4,5€ (Recomendable 2 ó 3 platos persona) menú del día 12,50€ o 13,80€.

2 respuestas a “Lo exquisito se sirve en plato pequeño”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies