Las aventuras de dos hermanas foodies por Madrid

Vacaciones en Asturias y León.

Ya estamos de vuelta de nuestras mini vacaciones!

Esta vez decidimos pasar unos días por el norte de España, aprovechando que íbamos a visitar a unos amigos a León, decidimos tomarnos unos días libres y aprovechar para visitar Asturias, en esta ocasión escogimos la zona que delimita con Galicia.

Nuestra primera parada en este viaje fue Luarca, un pequeño pueblo de la costa de Asturias, que es conocido por su puerto circular que queda encerrado entre las cientos de casas que se amontonan a su alrededor, un pueblo de esos con cuestas imposibles. Aquí degustamos la típica comida asturiana, fabes con almejas y pulpo y cachopo de ternera. Después de esta comida nos dimos un paseo por el pueblo y subimos hasta el cementerio de Luarca, que goza de unas vistas impresionantes.

luarca-asturias

De Luarca fuimos a Cudillero, uno de los pueblos más bonitos de España, y no es para menos. Cudillero te sorprende porque esta como escondido entre las montañas y de repente ves un pequeño puerto con cientos de casas de colores detrás; nada más entrar en Cudillero nos encontramos la “plaza” principal rodeada de restaurantes y bares con sus terrazas, en verano el ambiente tiene que ser impresionante. Recorrimos el pueblo subiendo sus numerosas calles en cuesta con sus casitas de colores y tiendas con productos típicos de la zona.

Cudillero-asturias

 

El primer día de nuestra escapada hicimos noche muy cerca de Cangas del Narcea en un hotelito rural llamado Marroncín, un hotel familiar con mucho encanto a la orilla de un pequeño arrollo. Del hotel además de su situación y trato tenemos que destacar la gran cocina, la pudimos degustar en la cena y en el desayuno.

hotel-marroncin-asturias

Día dos de nuestras vacaciones, nos dirigimos a tierras leonesas, la primera parada es Ponferrada, y como no, parada obligatoria en el Castillo de los Templarios uno de los mejores conservados de España, la visita cuesta 6€ y tiene una duración de una hora más menos donde podemos conocer la vida de los afamados Templarios. Después del Castillo fuimos a comer a la plaza de Ponferrada presidida por el ayuntamiento y por una curiosa Torre del reloj.

ponferrada-castillo-templarios

De Ponferrada fuimos a Canedo a visitar las afamadas Bodegas Prada a Tope ubicadas en el Palacio de Canedo, un paraje de cuento rodeado por viñedos. El palacio es precioso, tras muchos años de restauración el resultado ha sido magnifico, cuenta con las bodegas, el centro de elaboración  de conservas, el hotel, el restaurante y la tienda. Nosotras realizamos la visita guiada, por 8€, en la que nos contaron quién está detrás de Prada a Tope y como surgieron y se mantienen las bodegas. El proceso de elaboración de sus distintos vinos y cavas, así como el proceso de elaboración de sus conservas. Después realizamos una visita por todas las instalaciones y finalmente la degustación de dos de sus vinos el Godello y el Maceración, toda una delicia, nos llevamos a casa una selección de sus productos.

palacio-de-canedo

Tras la tarde de vinos llegamos Astorga, donde pasamos nuestra segunda noche, decidimos seguir de vinos y cenar en los numerosos bares de los soportales de la plaza mayor de Astorga. Por la mañana hicimos turismo por Astorga visitando su Catedral y el Palacio Episcopal de Gaudí, también aprovechamos para llevarnos alguno de los productos típicos como las mantecadas de Astorga.

Astorga

Y de Astorga a Castrillo de los Polvazares, la mayor sorpresa de nuestro viaje, es un pequeño pueblo adoquinado, totalmente construido con piedra, todas sus edificaciones siguen el mismo estilo arquitectónico, la verdad que es un placer pasear por sus calles y disfrutar de sus maravillosas casas. Este pueblo es famoso a parte de por lo bonito que es, también por su cocina maragata, te sorprenderá la cantidad de restaurantes que hay, muchos de ellos verdaderas obras de arte como el restaurante Entre Piedras. Nosotras degustamos el cocido maragato en el restaurante Casa Coscolo, y que maravilla de cocido, eso sí, es mejor ir con hambre.

Castrillo-polvazares

Nuestra última parada fue León ciudad, donde visitamos a unos amigos. Qué maravilla de ciudad, de estas que no te hace falta coche porque la puedes recorrer a pie y como no por sus innumerables bares! Es el paraíso de las tapas, ya que aquí en todos los bares te ponen una tapa por cada consumición, por lo que resulta muy barato salir a comer o cenar yendo de bar en bar probando cada una de sus especialidades como los embutidos de León, las variedades de croquetas, bocadillos de calamares, cecina de león etc… Recorrimos el tradicional barrio húmedo y el barrio más de moda ahora “el romántico”, así como la plaza donde encontramos una restauración muy cuidada y detallista con bares que bien podrían estar en el mismo París, como Mamá Tere con grandes lámparas de araña y rinocerontes de terciopelo azul.

leon

Aunque en León no todo fueron bares y tapas, aunque si en su mayoría, también tuvimos nuestro recorrido turístico viendo la Catedral de León, la Diputación y las murallas, con nuestros guías particulares que nos hicieron un recorrido por toda la ciudad contándonos su historia y sus curiosidades!

La verdad que hemos pasado unos días geniales, nos encanta el norte de España y os invitamos a todos a que lo conozcáis y disfrutéis de sus calles, sus gentes y de su gastronomía. Y como no mil gracias a nuestros amigos por invitarnos a conocer su tierra y ser tan buenos anfitriones como guías turísticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies